El Mundo de la Energía
Lunes 20 Mayo 2024 04:42:15 PM

“La licencia a Chevron es un pulpo y hay que ver si un tentáculo cruza el límite de la Constitución”

Mata García: “Se está generando una discusión política muy importante en los EEUU porque la licencia 41 pareciera que discrimina a las otras empresas americanas”              

Por Andrés Rojas Jiménez

La Licencia General No. 41 que otorgo la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC) a las operaciones de Chevron en Venezuela ha generado diversos análisis desde el punto de vista jurídico, operacional y económico que esta medida tiene.
El abogado Cesar Mata García, experto en derecho de los hidrocarburos y ex asesor legal de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, es del criterio que esta licencia constituye la primera que apunta a una flexibilización de las sanciones que pesan sobre el sector petrolero venezolano por parte del gobierno de los Estados Unidos. Advierte, sin embargo, que hay aspectos referidos a la prohibición de pago de impuestos, regalías y dividendos que puede tener viso de inconstitucionalidad. También advierte que en los Estados Unidos existe un debate en el sector de los hidrocarburos porque el beneficio que se le dio a Chevron discrimina a otras empresas.

-¿Que implicaciones tiene la nueva licencia que la OFAC le aprobó a Chevron para su operación en Venezuela?

-Estamos hablando de dos licencias: la 8K, que es la tradicional y se ha venido renovando varias veces en casi cuatro años y una nueva licencia general que es la 41. Es importante aclarar que la 8K mantiene el status quo para las empresas de servicios Weatherford, Halliburton, Baker Hughes y Schlumberger y las únicas variaciones que tuvo fue que ahora se extiende hasta mayo de 2023 y se excluyó a Chevron. Sin embargo, se dicta en paralelo la Licencia General No. 41 que básicamente está destinada a permitir o ampliar las operaciones de Chevron en Venezuela. Esto tiene varios impactos legales, operativos, políticos e incluso dogmáticos porque el contenido de la licencia podría verse también desde el punto de vista de lo que ha sido en Venezuela la política de Plena Soberanía Petrolera porque se otorgan una serie de prerrogativas.

- ¿Por qué tiene implicaciones de soberanía la nueva licencia de Chevron?

-No tiene un impacto sobre la soberanía como concepto per se, pero si sobre la política que se implementó en Venezuela a partir del año 2002, que se conoció como Plena Soberanía Petrolera que impulso el gobierno del presidente Hugo Chávez. Esa política busco un mayor control del Estado sobre las operaciones del sector petrolero y la maximización de los ingresos fiscales. Por tanto, cuando se lee la licencia 41 y se dice que la administración de Nicolas Maduro no puede recibir ingresos y entre ellos están los impuestos y las regalías entonces esto implica un análisis en detalle porque hay diferentes implicaciones. Si todo el tiempo se ha estado diciendo durante años que las empresas norteamericanas habían estado disfrutando de los recursos sin dejar nada en Venezuela, entonces resulta que ahora se acepta una licencia que explícitamente dice que no se puede dar ingresos al Estado venezolano.

-No puede dar ingresos porque el Estado venezolano esta sancionado por el gobierno de Estados Unido

-Entendemos que esta sancionado, pero hay que ver con mucha lupa como se va a manejar ese esquema de la compensación, que comienza por lo que le debe PDVSA a Chevron, que según entiendo está en casi 5.000 millones de dólares. Uno de los aspectos que está por conocerse es la implementación de la licencia en el contexto de Venezuela más que la interpretación legal que se pueda hacer.

-Se especulo mucho sobre la negativa que podría dar el gobierno de Nicolas Maduro por el hecho que a Chevron se le prohíben dar ingresos al Estado venezolano, pero después se vieron las fotografías y videos de la reunión entre el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y el presidente de Chevron en Venezuela, Javier La Rosa; y con esas imágenes pareciera que las autoridades venezolanas aceptaron las implicaciones que tiene esa licencia, aunque se menciona que PDVSA podría obtener algunos ingresos, pero se desconocen debido a la opacidad o cero transparencia que tiene los contratos firmados entre PDVSA y Chevron. Entonces por el lado del gobierno de Nicolas Maduro pareciera que si hay claridad en como implementar la licencia

-Hay que recordar que el Estado venezolano tiene tres tipos de participación en los ingresos petroleros: primero, impuesto sobre la renta; segundo, la regalía; y tercero, a través de dividendos que le corresponden como accionista y que los recibe la CVP (Corporación Venezolana del Petróleo) como filial de PDVSA. Cada uno de estos ingresos, a pesar que el Estado es uno solo, se manejan a través de entes distintos y esto dejando a un lado lo referido a los impuestos municipales y las contribuciones parafiscales como ciencia y tecnología, lucha contra las drogas o deportes, que son ingresos que también entran al flujo de caja de la administración de Maduro. En el caso de los impuestos, hay que preguntarse como hará el Seniat para compensar esos ingresos que debe recaudar, es decir, si va a otorgar una exoneración o créditos fiscales; y lo mismo para el caso de regalía a través de acuerdos o pago en especies, pero cuando se va cascada abajo también hay que atender el problema que se genera con las contribuciones parafiscales y los impuestos municipales. ¿Se les va a decir a los organismos y a las alcaldías que no reciban los ingresos que deben recaudar porque hay un acuerdo político? Las implicaciones que tiene la licencia hay que ver cada cosa por separado y no en conjunto porque genera mucha confusión.

- ¿Esta licencia obliga a una reforma en la Ley Orgánica de Hidrocarburos (LOH)?

-No es necesaria una modificación de la LOH. El hecho de que PDVSA tenga el control accionario no quiere decir que no pueda delegar algunos aspectos sobre la operación y con respecto a la venta de petróleo, aun cuando se diga que el articulo 57 solo permite a PDVSA Petróleo, hay otras opciones como se ha hecho en otras oportunidades. Esta licencia a Chevron es como un pulpo y hay que ver si uno de los tentáculos cruza el límite de la Constitución, de la propia ley de hidrocarburos y otras legislaciones como la del ISLR, Ley Orgánica de Administración Financiera, presupuesto y la propia contraloría.

-En el caso de la Licencia General 8K, ¿en qué condiciones quedan esas empresas contratistas en sus operaciones en Venezuela?

-Esas empresas mantiene su status quo que han tenido con la licencia 8 desde hace casi cuatro años y si la conectamos con la Licencia General No. 41, que se le dio a Chevron y que le permite llegar a los niveles de producción que tuvo en 2019, pero alcanzar eso requiere de la contratación de taladros de perforación y equipos. ¿Quiénes van a ejecutar esas obras de Chevron? ¿Esas empresas de servicios estadounidenses que están limitadas o lo podrían hacer a través de empresas venezolanas que puedan prestar ese servicio y tengan la capacidad financiera? La licencia 41 le abre una puerta a los proveedores nacionales e internacional para completar los objetivos de producción que tiene Chevron.

- ¿Cabe esperar una modificación de esa licencia 8 para permitir esas operaciones?

-Se está generando una discusión política muy importante en los Estados Unidos porque la licencia 41 pareciera que discrimina a las otras empresas americanas porque deberían estar en igualdad de condiciones y esa discusión podría generar un cambio en la licencia 8 e igualarse a la 41 pero eso depende de factores políticos, aunque la lógica hacer pensar que debería haber un cambio.

- ¿Esa discusión podría también llevar a una revisión en las licencias para ampliar las operaciones de Repsol y ENI en Venezuela similar al que tiene Chevron?

-Muchas empresas han comenzado a presionar para también aumentar la producción. Una de las particularidades que tiene la licencia 41 es que está destinada a Chevron y que la exportación debe ir en su totalidad a Estados Unidos y se prohíbe tercerizar, es decir, venderla a terceros y está prohibido involucrar a entes comerciales de Irán y Rusia. Estimo que el mercado va a moverse porque si ya se le otorgo el permiso a Chevron también esas empresas lo quieren.

- ¿Esta sería la primera licencia que apunta a una flexibilización de las sanciones?

-Absolutamente.

- ¿Quiere decir que el petróleo venezolano volverá a su mercado principal: ¿los Estados Unidos, después de casi cuatro años?

-Totalmente con todas las facilidades que ofrece Chevron y esto tendrá efectos colaterales en la generación de empleos y movimiento del sector.

- ¿Como entender que esta licencia a Chevron diga que se renueva el primer día hábil de cada mes y tiene una vigencia de seis meses?

-Eso no es nuevo y ese esquema está en otras licencias como el de las franquicias de las tarjetas de crédito. Esto está así porque tiene implicaciones políticas, es decir, si no hay un avance o acuerdos o se desvía la atención de los objetivos políticos en la mesa de negociación entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana. Hay que recordar que estas sanciones de los Estados Unidos son ejecutivas no legislativas y son potestad del presidente de los Estados Unidos y en este caso del Departamento del Tesoro, es decir, pueden ser cambiadas en cualquier momento mientras que las legislativas requerían de consenso del Congreso. Esta licencia pueda cambiar mañana o dentro de unos meses antes de que concluya.
 

 

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 11 de diciembre de 2022
Share